MODO DE TRABAJO

1) Asesoría legal, que incluye tanto la asesoría general como la asesoría para casos puntuales. Información permanente y periódica sobre modificaciones y novedades legislativas de interés, jurisprudencia reciente, etc. que puedan afectar al tráfico ordinario de la empresa, interpretando y analizando la aplicación práctica de las mismas y las consecuencias que pudieran derivarse según cada cliente.

Asesoramiento sobre interpretación y aplicación de los preceptos jurídicos vigentes relacionados con los diferentes campos de trabajo del despacho.

2) Elaboración de estudios, informes y dictámenes con cualquier objeto y en la extensión que se precise. Evacuación de consultas ordinarias y extraordinarias.

3) Negociación, redacción, intervención y asistencia a la firma de todo género de documentos legales: escrituras notariales, contratos, precontratos, acuerdos, actas, expedientes, diligencias, etc.

4) Gestión y tramitación de todo tipo de documentos, expedientes y actuaciones ante cualquier persona u Organismo Público: liquidaciones tributarias, actuaciones notariales y registrales, nóminas y seguros sociales, expedientes administrativos, etc.

5) Práctica procesal en Juzgados y Tribunales, en todos los órdenes jurisdiccionales y en todas sus instancias y recursos, e incluso ante Tribunales Arbitrales.

Estas actividades permiten ofrecer una dedicación plena al estudio y resolución de los problemas de cada cliente, especialmente empresas, cubriendo las necesidades y servicios que sean precisos realizar durante todo el año, con el objetivo de lograr el enfoque más conveniente para cada problema o cuestión que se nos plantee.

Nuestro trabajo es serio y eficiente, con un inmejorable equipo de profesionales a su disposición y ofreciendo un apoyo jurídico de la máxima solvencia y sumamente conveniente en el tráfico comercial y económico, donde las relaciones se pueden volver muy complicadas si no se cuenta con un asesoramiento legal adecuado como el que nosotros ofrecemos.